Yates Mallorca

Nuestra isla preferida en la bahía de Nápoles es, sin duda, Procida. Si el tiempo es bueno, después de un chapuzón bajo el Castello Aragonese de la vecina isla de Ischia, fondeamos en Coricella, el barrio de pescadores más bonito que conozco: casas multicolores encaramadas sobre el pequeño puerto, niños y gatos correteando entre redes y artes de pesca y un puñado de bares y restaurantes donde disfrutar de un bianco a la sombra o tomar un plato de pasta. Si hay que hacer la compra andamos hasta el otro lado de la isla por las estrechas callejuelas empedradas sorteando bicis, motos y carricoches. (Toni Casas)

Mar Abierto

Torqeedo