Winches eléctricos al instante con WinchRite

Mar Abierto - La WinchRite tiene potencia suficiente para subir un tripulante ad
Mar Abierto - WinchRite, una buena ayuda para ahorrar esfuerzos en la maniobra

(10/03) Quién no se ha sentido tentado con las ventajas de los winches eléctricos y se conforma con los mecánicos por falta de presupuesto. WinchRite puede ser la solución y lo hemos probado en las situaciones donde es más apetecible.

El fabricante del WinchRite –con el habitual recelo de los norteamericanos en cuestiones de seguridad- advierte en la primera línea del manual de instrucciones sobre la inconveniencia de usar el WinchRite para subir tripulantes al palo.
Con manivelas tradicionales también hay que ir con el máximo cuidado en esta maniobra, pero no se puede negar que las utilidades de carga y descarga son a priori las más apetecibles del WinchRite para las tripulaciones senior en pareja, el gran mercado potencial de esta manivela.
Subir y bajar del barco el motor fueraborda, el chinchorro, sacar velas del cofre o del pañol . . . o ahorrarse el esfuerzo de subir a la pareja al palo son seguramente las situaciones que mejor justifican la inversión de 685,- € (iva incl.) del WinchRite.
En nuestra prueba izamos hasta medio palo y sin mayor inconveniente un tripulante de 90 kgs. Se ha de decir que lo hicimos con la 2ª velocidad (velocidad lenta) y utilizando un winche en la base del palo. No estoy seguro que hubiéramos podido hacerlo con un winche de una sola velocidad ni con los rozamientos añadidos de los winches reenviados a la bañera. En todo caso el WinchRite va sobrado de potencia para izar tripulantes de peso mediano y para trajinar con la mayoría de fardos habituales en crucero o regata.
Manejando los winches de maniobra también le vemos su utilidad al WinchRite, pero aparecen algunos inconvenientes. El primero de ellos es el propio volumen de esta manivela. A pesar del soporte de pared, suministrado sin cargo en las primeras unidades, no es cómodo de estibar por la bañera.
El segundo inconveniente es una ergonomía cuando menos discutible. La posición horizontal de la mano se hace un poco anti-natura después de décadas manejando las manivelas de los winches con la mano en vertical. Y esta ergonomía es necesaria, pues el uso del WinchRite no libera al tripulante de afianzarse correctamente al aplicar el esfuerzo, so pena de ver como la manivela se le escapa de las manos.
El WinchRite es bastante ligero (2,9 kg.) y lleva un motor alimentado con una batería de Li/ión que se recarga de la red 220 v. o de los 12 v. de las baterías del barco. El aparato viene con sus correspondientes cargadores. Su par motor son 130 NM, una cifra similar a los 13 kg. de fuerza que un senior o fémina suelen aplicar a las manivelas de winch tradicionales. Un joven tripulante en forma puede llegar a aplicar hasta unos 20/25 kg. de fuerza a los winches, pero no siempre lo tenemos disponible a bordo.
La carcasa del WinchRite es flotante y resistente IPX-6 a las salpicaduras. En caso de caída al agua de la manivela mejor ir rápido a buscarla, pues su IPX no garantiza su estanqueidad a la inmersión.
El motor funciona con doble velocidad según el nivel de apriete del pulsador y hay un interruptor para invertir el giro y aprovechar la eventual segunda marcha de los winches. (www.boatwide.es)