62 tripulaciones en el Sofía Iberostar de cruceros

Mar Abierto - Hasta 62 tripulaciones, entre cruceros y monotipos, compitieron en

(1/4/19) El 50 Trofeo Princesa Sofía de cruceros y monotipos, organizado por el RCN de Palma, el CM San Antonio de la Playa y el CN S’Arenal, concluyó ayer domingo con 62 tripulaciones en regata (26 crucero, 6 J/80, 11 Vesper 640 y 19 Dragon). Si las clases monotipo tuvieron cada una de ellas un claro vencedor, hubo más emoción en los distintos grupos de rating entre los crucero.
El viento del este, inestable en intensidad (de 6 a 13 nudos) y dirección (de 65 a 80 grados), fue un factor complicado durante los tres días de competición previa a las regatas de clases olímpicas, en las que compiten más de 1.400 deportistas de 68 países.

Crucero Clase 1
El X-37 ‘Vell Marí’ de Juan Cabrer, patroneado por Teo Matheu, se impuso empatado a puntos con el Modul, gracias a su victoria en la última regata. Cabrer logró el triunfo en su última regata con este barco, que será relevado en unas semanas por un Dehler 38. Joan Cabrer destacó el valor de esta victoria frente al JV42 'Modul', de Velum Lucerna, un IMS 42 “más grande, más rápido en tiempo real y tripulado casi en su totalidad por pofesionales”. Tercera posición en Clase 1 para el Dehler 38 ‘Viking IX’ de Erik Tejedor, que vuelve al circuito de regatas tras varios años de ausencia.

Crucero Clase 2
No hubo sobresaltos en Clase 2, donde el Dehler 38 ‘Noctiluc de Miquel Capllonch se impuso con autoridad a sus rivales, especialmente en las dos últimas jornadas. El velero del RCNP ganó la dos mangas finales y obtuvo una renta de 6 puntos sobre su consocio Jaume Morell, armador del Sun Fast 36 ‘Mestral Fast’, que empezó la regata con dos primeros. El Dehler 36 ‘Xalest’ de Bernat Rossinyol, también del Náutico de Palma, quedó tercero.

Crucero Clase 3-4
El First 30.5 ‘Tres Mares’ de María Campins (CN S’Arenal), con parciales de 1-1-1-2-3, tuvo pocos problemas para alzarse con el triunfo en Clase 3-4. El First 31.7 ‘Blaumarina I’ de Mateo Casanella (RCNP) se hizo con la plata merced a un tercero y un segundo en las dos últimas mangas, mientras que el X-302 ‘Yabadaba’ de Bernat Ripoll (RCNP) fue tercero tras ganar la penúltima regata y ser sexto en la siguiente.

Dragon, Viper 640 y J/80
La mayoría de la flota internacional se concentró en las clases Dragon y Viper, donde vencieron barcos británicos.
El ‘Debutant’ de Ivan Bardury dobló en puntos al segundo clasificado, el danés ‘My Way’, propiedad de Frank Berger, cuyo objetivo desde el primer día fue garantizarse la plata. Lo consiguió tras una última jornada sin demasiada suerte (6+7) y gracias a que sus rivales tampoco estuvieron a la altura. Medalla de bronce para el ‘Meerblic’, del alemán Otto Pohlmann, quien aprovechó el pinchazo de su compatriota ‘Rosie’.
Clara victoria del británico ‘Hissing Sid’ en Viper 640, hasta el punto descartar la última manga, y la cuestión era quién subía al segundo escalón del podio. Lo consiguió el ‘O Fancy’ (GBR), con un punto de renta sobre el ‘Team RCNP’, comandado por Pedro Marí y que cuenta con Juan Fullana y las regatistas de 420 Laura Martínez y Melania Henke.
“Nos ha faltado un pelo para colgarnos la plata. Hemos pagado caro no poder terminar la tercera manga, lo que nos ha obligado a descartala, pero estamos satisfechos con nuestra actuación y las tres victorias parciales en nueve regatas”, declaraba Marí, en cuya opinión el Viper 640 es un “magnífico barco” para introducir en la vela quillada a los jóvenes valores de la vela ligera.
En J80, el ‘IBO’, de Javier Chacártegui, se impuso a la flota con un claro parcial de nueve victorias en otras tantas regatas. ‘Aloja’ de Helena Alegre y ‘Now4’ de Kristyn GILLS completaron el podio.

La entrega de premios en el RCN de Palma puso punto final al Princesa Sofía de cruceros y monotipos. Juan Besalduch, comodoro del Club, destacó el aumento de la participación y la buena acogida del formato de tres días. “Este año hemos intentado potenciar la regata y creo que hemos cumplido los objetivos. La meteorología, aunque diferente en cada jornada, nos ha acompañado y prácticamente hemos completado el programa que teníamos previsto”, explicaba Besalduch, para quien es necesario insistir con la promoción de esta regata en el Mediterráneo y el fomento de la vela de crucero entre los jóvenes regatistas. "Estoy convencido de que el Sofía Iberostar de cruceros y monotipos del año que viene será mejor que este, en el que hemos superado os 60 participantes".