Clarisse Crémer a la Vendée Globe con ‘L'Occitane en Provence’, con Alex Thomson director del equipo

Mar Abierto Clarisse Crémer será la patrona del IMOCA FRA 79 del equipo de Alex

(21/abr/23) A principios de año, la noticia de que Clarisse Crémer había sido abandonada por su patrocinador Banque Populaire tras las limitaciones impuestas por su maternidad inundó los noticiarios náuticos e incluso generalistas. Pero como ya se intuía por el rumbo de los acontecimientos, ayer se confirmó que Crémer vuelve a competir por un puesto en la línea de salida de la vuelta al mundo en solitario.

Crémer dio a luz a su hija en noviembre 2022 y tenía previsto navegar con el ‘Banque Populaire’ en la próxima Vendée Globe, con salida en noviembre 2024. El consorcio bancario francés compró para ello el IMOCA 60 Apivia (FRA 79), un diseño muy rápido entre los de su generación, con el que Charlie Dalin ganó la Transat Jacques Vabre (2019), terminó segundo en la Vendée Globe y la Route du Rhum (2022).
Después de la mediatizada disputa entre Banque Populaire y Clarisse Crémer el patrocinador se retiró por completo de la regata, dejando disponible un IMOCA 60 especialmente competitivo. En marzo de 2023, Alex Thomson anunció la compra de Apivia y ya se generaron las primeras especulaciones sobre la posibilidad de que Crémer fuera la patrona del barco.
El comunicado de prensa de ayer confirma que Crémer comandará el IMOCA 60 FRA 79 bajo el patrocinio de L'Occitane en Provence y con Thomson como director del equipo. Clarisse Crémer comenzó sus andaduras como navegante mientras estaba en la universidad. Terminó segunda en su primera regata en solitario, la Mini Transat 2017. Pasó a la clase Figaro antes de unirse al Team Banque Populaire en 2019 para disputar su primera Vendée Globe en 2020, donde terminó 12ª y primera fémina.
“Estos últimos meses han sido intensos, a veces duros, pero siempre estaré agradecido a todos los que habéis creído en mí y me habéis hecho posible, año tras año, progresar y participar en las grandes citas de la regata oceánica. Estoy centrada en el futuro y es una alegría tener un barco extraordinario y un gran equipo que me acompañe en esta aventura. Estoy deseando volver a navegar”, comentaba ayer Cremer.
“La Vendée Globe aún está lejos y quedan muchos desafíos por afrontar, pero estoy poniendo toda mi energía en el éxito de este proyecto, para demostrar que con ganas, determinación y los socios adecuados, podemos hacer sociedad, empresas y deporte más equitativos”, terminaba Clarisse Cremer
Adrien Geiger, CEO de L’Occitane en Provence, explicaba que: “Estamos orgullosos de apoyar a Clarisse Crémer y de ayudarla a lograr su aventura deportiva y humana. Es un verdadero modelo a seguir para las nuevas generaciones. Hemos decidido impulsar el liderazgo de la mujer en la vela, un mundo competitivo que sigue siendo mayoritariamente masculino”
Alex Thomson, director del equipo, añadía: “Clarisse es una de las regatistas más talentosas de la vela oceánicas y merece estar en la salida de la Vendée Globe el próximo año. Mi equipo y yo estamos encantados de que L’Occitane en Provence apoye a Clarisse y queremos demostrarle al mundo que convertirse en madre no cambia a una mujer atleta. Tenemos la intención de proporcionar a Clarisse todas las herramientas que le permitirán competir con equidad”.
Lo que ahora hay por delante es una ‘regata’ contrarreloj para que Cremer dé forma a su equipo, actualice el barco técnicamente, planifique su calendario de regatas y comience a disputar las millas clasificatorias para la Vendée Globe, que comienza el 10 de noviembre de 2024.
Su plaza no está garantizada, aunque parece imposible que los organizadores de la Vendée Globe no le asignen una plaza tras el temporal que originó su despido. Recordemos que L'Occitane en Provence es también patrocinador de la regata y que Alex Thomson tiene muchos contactos influyentes en la vela oceánica.