Puma 47

Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto

Un puma muy dócil
Presentado a finales de los años ochenta, el Puma 47 es un diseño de Xavier Soler que combina la comodidad de la bañera central con unas honrosas prestaciones. Este modelo fue uno de los últimos rugidos del astillero catalán.
Muy pocas fueron las unidades del Puma 47 que vieron la luz. El barco llegó al mercado en unos años muy complicados para la economía nacional y el astillero ya estaba tocado en sus estructuras financieras cuando lo presentó.

por: Enric Roselló

El diseño original de Xavier Soler tenía 44 pies, pero en Puma lo alargaron hasta los 47 añadiendo un faldón de popa de casi un metro de largo. Además de la versión con bañera central que aquí vemos fotografiada, también se hicieron algunas unidades en la versión del Puma 47 con la bañera en popa.
En todo caso y a pesar de las buenas críticas que recibió este modelo en su presentación, ni el barco ni su constructor superaron en activo la última década del siglo XX.
Repasando quince años después la unidad de Puma 47 que hoy traemos a estas páginas, sorprende el nivel de acabados alcanzado en su construcción. En su día, este barco era un modelo ciertamente lujoso, pero hoy se antoja casi palaciego, con sus puertas en marquetería acristalada en los armarios del salón, unas luces cenitales empotradas en caja de teca maciza o incluso con sus pequeñas balaustradas de madera que rematan el solario de popa. Un barco con este nivel de acabados es hoy impensable en cualquier construcción mínimamente seriada.
El diseño del Puma 47 es obra de Xavier Soler y puede considerarse moderno en prácticamente todos sus conceptos. Apenas el importante lanzamiento de proa y la quilla trapezoidal denotan los años pasados. Por lo demás, el barco tiene unas líneas de agua bastante llenas, seguramente buscando priorizar la suavidad en el paso por la ola en crucero en detrimento de unas décimas de velocidad en regata. La popa ancha y de limpia salida de agua es perfecta para alegrar la corredera en rumbos abiertos, al tiempo que aloja un faldón de popa que tanto ayer como hoy resulta enorme en tamaño y muy práctico en su disposición, con su escalón intermedio con cofres de estiba. La cubierta tiene su centro neurálgico en la bañera central, donde converge buena parte de la maniobra y está también el timón. A su popa hay un buen solario recubierto de teca y hacia proa se circula sin mayor inconveniente por los anchos pasillos a banda y banda del palo (pasante). El techo de la cabina terminado en cuña aligera la estética al tiempo que facilita el trajín de los tripulantes o el farniente.
En cuanto a las prestaciones, el propietario del Puma 47 que vemos en este reportaje nos comentaba que no es un velero de rápida arrancada. Su importante desplazamiento requiere su tiempo para ganar velocidad, pero una vez lanzado pasa la ola sin inmutarse y con apenas 10 o 12 nudos de viento, este aparejo en sloop se estabiliza sin problemas sobre los 7,5 nudos conservando un buen ángulo de ceñida (cadenotes y escoteros muy centrados). Esta misma velocidad se alcanza con sólo 2.500 vueltas en el motor (8 nudos a 3.000 rpm). Como motorización, en origen se instalaban mayormente mecánicas Solé de 75 CV, si bien en la unidad fotografiada el motor original fue sustituido hace unos 5 años por un Yanmar de 100 CV.
La distribución interior del Puma 47 no ofrece sorpresas para lo que se espera en un barco de esta eslora con bañera central. El camarote del armador queda en popa, flanqueando su propia cabina de baño. En el pasillo de acceso al salón está la cocina, perfectamente equipada y muy cómoda tanto en puerto como en navegación. En la zona central se ubican la zona del navegante y el comedor. Ambas disponen de distintos muebles complementarios con estanterías, cajones y numerosos rincones de estiba. En las fotos aparecen también una nevera y un congelador suplementarios disimulados en el mueble lateral del salón. Un pequeño plus de comodidad para una unidad que estuvo varios años afincada en el Caribe.
Pensando en los calores tropicales, resaltar la buena ventilación natural del barco en términos generales. Los camarotes de invitados y las cabinas de baño y la cocina combinan los tambuchos en el techo con los portillos laterales y sólo en el camarote del armador echamos en falta un tambucho cenital para aliviar de los rigores veraniegos.
En la parte de proa están los dos camarotes de invitados. Uno de ellos dispone de dos literas individuales, mientras el otro ocupa el triángulo de proa con una gran litera doble. Ambas estancias destacan por su volumen y por su notable capacidad de estiba de efectos personales. También se agradece el pequeño banco en funciones de cambiador instalado en el camarote de proa. Una segunda cabina de baño queda perfectamente accesible desde los dos camarotes de proa.

Precios y oportunidades
El primer problema para quien quiera hacerse con un Puma 47 de ocasión con bañera central será encontrarlo. En su día se fabricaron muy pocas unidades y en nuestra búsqueda de referencia por el mercado nacional sólo encontramos dos Puma 47, y sólo uno de ellos con bañera central. En estos casos, hablar de precios es un tanto artificioso. Según lo observado, la horquilla oscila entre 90 y 120 mil euros, lo que tampoco es afinar mucho en la valoración.
Conocido el precio, en un barco tan detallista como el Puma 47 se habrá de estar especialmente atento al nivel de mantenimiento de cada unidad. En estas esloras toda reparación o actualización sube mucho dinero y pocos armadores dispondrán del tiempo o las habilidades necesarias para acometer por ellos mismos una rehabilitación. El Puma 47 es un barco construido de forma seria y concienzuda, pero tras los quince años que tendrá cualquier unidad a la venta se ha de estar dispuesto a una revisión exhaustiva del barco antes de decantar la compra. (publicado septiembre 2009)

Principales características
Modelo: Puma 47
Constructor: Naoglass
Diseñador. Xavier Soler
Años de fabricación: 1989 - 1992
Eslora: 14,00 m.
Manga. 4,22 m.
Calado: 2,10 m.
Desplazamiento: 9.500 kg.
Orza: 3.500
Agua: 450 l.
Gasoil: 350 l.
Motorización estándar: de 65 a 85 CV

Comentarios

Puma 47

Hola,

Es un barco precioso, de ensueño. Ojalá pueda navegar con el.

Un saludo