Sun Legende 41

Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto
Mar Abierto

Un diseño con pedigrí

Como ocurre en todos los ámbitos del diseño, también hay veleros que surcan los años sin apenas arrugas y mantienen su elegancia a lo largo del tiempo. El Sun Legende 41 es uno de ellos. Este Jeanneau fue diseñado a mediados de los años 80 por el “mago” norteamericano Doug Peterson y sigue atrayendo la mirada de los aficionados amantes de los veleros de pura raza.

El Sun Legende 41 fue presentado al público en el Grand Pavois de 1986 y ya desde un principio se convirtió en un modelo de referencia en su eslora entre los crucero/regata. Son muchos los que opinan que el catálogo de Jeanneau de los años ochenta es la “cosecha” de modelos con el mejor compromiso de calidad, prestaciones y buen precio que nunca ha alcanzado el astillero de Les Herbiers. El Sun Legende 41 es miembro de esta lista de mérito y no desmiente esta opinión.
Además de su elegancia natural, este barco ofrece un casco sólidamente construido, un diseño rápido en toda condición y unos interiores de distribución clásica acabados con un alto nivel de detalle en la carpintería, seña de identidad de los Jeanneau de esa quinta.

Diseño Made in USA
El Sun Legende 41 es un diseño del norteamericano Doug Peterson (1945), un arquitecto relativamente desconocido en Europa que tiene en su haber nada menos que dos Copa América y una Lous Vuitton. La fama de Peterson empezó en 1973 gracias a los excelentes resultados de su diseño One Ton IOR “Gambare”. Poco después firmaba los planos en el viejo continente del mítico Contessa 35, varios Baltic de la época dorada (señalados con el apelativo DP) y en 1985 el Sun Legende 41 de Jeanneau que aquí rememoramos. Poco más hizo en Europa y la mayoría de sus producciones en serie quedaron en aguas norteamericanas.
El apelativo de “mago” de Doug Peterson quedó confirmado al integrarse en 1992 con el equipo de diseño del America3 que ganó la Copa América. En la siguiente edición, Peterson fichó por el equipo neozelandés y volvió a ganar la copa de las 100 guineas con el Black Magic y en la edición del año 2000, su diseño Prada para el equipo italiano se impuso en la Louis Vuitton. Un palmarés de postín para uno de los diseñadores más discretos y efectivos del siglo XX.

Ceñidor implacable
La firma del norteamericano Douglas “Doug” Peterson es parte importante en las cualidades de navegación del Sun Legende 41. Influenciado por los parámetros del IOR, este arquitecto diseñó una carena -moderna en su momento- bastante llena de formas, con un importante lanzamiento en proa, una manga moderada en la flotación y una popa ligeramente pinzada.
Con los años, esta popa recibió una plataforma de baño integrada, mejorando un tema que las primeras unidades del Sun Legende 41 pasaron de largo y que el astillero -ante la demanda de varios clientes- improvisó un poco sobre la marcha proponiendo un faldón atornillado al espejo de popa.
Las cualidades de navegación y especialmente la capacidad de remontar el viento siempre han sido uno de los puntos fuertes del Sun Legende 41 y se hace difícil encontrarle reproches a la estabilidad y finura de rumbo de estae casco. El Sun Legende 41 esta dotado de un calado importante (3.120 kg. a 1,95 m.) y de una superficie vélica generosa (88 m2) para 7.800 kg. de desplazamiento, suficientes para mentener en alto todo el velamen hasta casi los veinte nudos de aparente.
Pocos veleros modernos aguantan tanto. La mayoría están obligados a reducir trapo mucho antes, so pena de ver como sus anchas popas sacan el timón fuera del agua a partir de 15º de escora.
En vientos portantes las prestaciones del Sun Legende no son tan elocuentes y los 9,98 metros de eslora de flotación se revelan un poco justos para lo que hoy en día estamos acostumbrados en estas esloras. Es un barco capaz de buenas medias, pro que nadie espere largas planeadas sobre las olas.

Cubierta años ochenta
En cubierta, el Sun Legende 41 es un barco que inspira confianza. Su aparejo de dos pisos de crucetas transversales está reforzado con dos pares de obenquillos (proa y popa). En los años ochenta, esta configuración era mayoritaria entre los cruceros con aspiraciones deportivas. Aun sigue siendo fiable, sencilla de poner a punto y versátil en sus reglajes.
Los winches, escoteros y reenvíos son de correcto tamaño y están bien ubicados. Las drizas principales (mayor, génova y espinaquer) se manejan desde la base del palo, una ubicación que -digan lo que digan las modas- sigue siendo ideal a partir de cierta eslora. El resto de la maniobra corre sobre la cabina hasta la bañera y el pie de mástil está protegido con unos sólidos balcones de seguridad.
En la bañera encontramos unos bancos de casi dos metros de largo, con respaldos inclinados de forma ergonómica que permiten sentarse confortablemente apoyando los pies en el banco de sotavento, una sutil comodidad que ha desaparecido en las modernas bañeras/comedor/solario tamaño “pista de baile”. La comodidad de asiento en las brazolas también es notable.
Hay dos puntos que fueron motivo de crítica en la presentación de este modelo. El primero es la barra de escota de mayor sobre la cabina, con un arraigo fijado hacia la mitad de la botavara. Esta disposición, hoy tan habitual, desentonaba en su día en un crucero/regata. Vistos los -hoy- escasos 34 m2 de la mayor, el defecto se antoja más perdonable.
Otro detalle poco práctico en bañera es el panel de control del motor bajo el banco del timonel, una posición que lo hace realmente complicado de leer. El telecomando en el lateral de la rueda del timón, expuesto a recibir patadas y a engancharse con drizas y escotas, tampoco parece en la ubicación más afortunada.
Por lo demás, las críticas que hoy puedan hacerse a la maniobra de cubierta del Sun Legande 41 van a concernir a la actualización que haya sufrido cada unidad. Todo, absolutamente todo elemento de cubierta es susceptible de haber sido sustituido una o varias veces en 25 años.

Interiores clásicos y acogedores
A nivel de distribución interior, el Sun Legende 41 se proponía en versiones de uno o dos camarotes en popa. La versión de dos camarotes en popa llevaba la cabina de baño en proa, entre el salón y el camarote delantero, diseñado como camarote de armador. La versión de una sola cabina en popa, por el contrario, priorizaba las medidas del camarote trasero y de la cabina de baño bajo la bañera para destinarlas al armador, mientras el segundo camarote y una pequeña cabina de baño para invitados quedaban en la zona de proa.
En cualquiera de estas versiones, el tamaño de las cabinas es bastante correcto para la eslora del barco, contando cada una de ellas con un pequeño lavamanos. La mesa de cartas y la cocina, a ambos lados de la entrada, también tienen un buen tamaño.
En contrapartida, el salón resulta algo justo de medidas, sobre todo -curiosamente- en la versión de un solo camarote en popa, que “empuja” el salón hacia proa para ganar espacio en el camarote y el baño del armador bajo la bañera.
Otro tema mejorable mirando el Sun Legende 41 con criterios actuales es la ventilación interior. Apenas un único tambucho abierto hacia popa para todo el salón, aunque sea un imponente Goiot de fundición de aluminio, es poco y lo mismo puede decirse en los camarotes, la cocina y en las cabinas de baño.
La carrera del Sun Legende 41, iniciada en 1986, continuó brillantemente hasta 1989. Un año antes, el barco vio como su popa recibía una plataforma de baño integrada. A primeros de los noventa, el barco cambió de nombre para llamarse Sun Fast 41. En esta versión, que prácticamente mantenía inalterable la distribución y decoración interior, se introdujeron algunos cambios en cubierta, como el traslado de la barra de escota de mayor a la bañera o el paso de toda la maniobra del palo al techo de la cabina. Finalmente, hacia 1993, el barco dejó de producirse, dejando tras de sí una brillante estela con casi 500 unidades en el agua.

Precios y oportunidades
El aproximadamente medio millar de Sun Legende 41 que salieron de los astilleros Jeanneau garantizan un activo mercado de ocasión. Varias unidades ya vinieron a España en su momento. La segunda mitad de los ochenta, tras la entrada de España en el entonces llamado Marcado Común, fueron años de drásticos recortes en los aranceles de importación, haciendo que la venta de barcos europeos se disparara mientras la mayoría de astilleros españoles se vieron forzados a cerrar sus puertas.
Hablando de barcos de más de 20 años de edad, las normales consideraciones de revisión recomendables en barcos más recientes pierden todo su sentido. Es imposible establecer una cota de valoración a unidades fabricadas hace un cuarto de siglo. Todo son conjeturas. Las diferencias en el estado de conservación y la puesta al día de equipamientos entre distintas unidades pueden ser tan enormes, que las cotas de valoración no tienen coherencia. Dos unidades salidas la misma semana del astillero pueden tener hoy una valoración dispar del simple al doble.
El Sun Legende 41 está en el límite superior de eslora que se considera razonable para que un amateur estándar se aventure con sus propios medios en el refit. Las instalaciones de agua y eléctricas, los elementos del acastillaje o de la jarcia tienen todavía dimensiones “humanas” y se pueden acometer sin mucha ayuda exterior. Otro tanto puede decirse de los temas de tapicería y barnizado interior. Ambos muy laboriosos en caso de requerir actualizaciones.
El Sun Legende 41 es un barco construido con esmero. Casco laminado a mano con fibra de vidrio reforzada con Kevlar, mamparos laminados al casco, pocos contramoldes y una carpintería clásica con elementos atornillados entre sí que simplifica cualquier reparación o modeficación. Si el tema de la osmosis se ha tratado con seriedad y no ha habido daños accidentales, es un barco que puede seguir navegando muchos años más en total seguridad.
En todo caso, interesarse por un Sun Legende 41 de ocasión siempre requiere un componen romántico. Seguro que se habrán de invertir muchas horas y bastante dinero para darle nuevo lustre al barco. Pero más allá de las inversiones que hagan falta en su rehabilitación, navegar con un diseño de Doug Peterson es un placer reservado a un pequeño grupo de escogidos. (por: Enric Roselló, publicado ABR-02, actualizado JUN-12)

Principales características
Modelo: Sun Legende 41
Constructor: Jeanneau
Diseñador: Doug Peterson
Años de presentación: 1986
Precio en 1989: 809.000,- FF
Unidades fabricadas: 455
Material de construcción: Fibra de vidrio reforzada con Kevlar
Eslora total: 12,50 m.
Eslora de casco: 12,25 m.
Eslora de flotación: 9,98 m.
Manga máxima: 3,94 m.
Calado estándar: 1,95 m (2,10 m. en el Sun Fast 41)
Desplazamiento: 7.800 kg.
Quilla: 3.120 kg.
Cabinas dobles: 2/3
Literas: 6/8 según versión
Altura de techo en salón: 1,99 m.
Altura de techo en cabina proa: 1,78 m.
Altura de techo en cabina popa: 1,89 m.
Mayor: 33,5 m2
Génova 150%: 54,60 m2
Espinaquer: 116,20 m2
Motor estándar: Yanmar/Perkins de 40/50 CV
Agua dulce: 350 l. (3 depósitos inox.)
Gasoil: 148 l.
Documentación técnica: BRICOMAR

Catálogo original en PDF adjunto