Los Clubes Náuticos valencianos denuncian a la Generalitat por favorecer a las empresas privadas

Mar Abierto - Los Clubes Náuticos acusan a la Generalitat de favorecer los inter

(4/11/15) La Asociación de Clubs Náuticos de la Comunidad Valenciana (ACNV) ha hecho público un comunicado explicando su postura ante lo que consideran unos graves perjuicios para los intereses de la náutica deportiva por parte de la Generalitat valenciana.

La ACNV celebró recientemente su Asamblea de Presidentes en una ambiente de indignación provocada por una reunión previa mantenida por su Junta Directiva con la Dirección General de Puertos de la Generalitat Valenciana.
En esa reunión, que debía ser de presentación y revisión del estado de las renovaciones pendientes, el director general de puertos, Carlos Domingo, trasladó la idea de paralizar todos los procesos de concurso las instalaciones náuticas para dar entrada a las empresas privadas.
La ACNV creía que este punto de vista estaba superado, ya que no reconoce la labor social y deportiva de los clubes y da preferencia a la simple puja económica, favoreciendo a las grandes empresas en detrimento de los clubes, que son asociaciones sin ánimo de lucro. Este punto de vista está reconocido en la Ley de Puertos de la Generalitat recientemente aprobada, en cuya tramitación, el PSPV y Compromís defendieron la importancia económica y social de los clubes, presentando enmiendas apoyando dichas entidades incluso más favorables que la normativa que finalmente se aprobó. La Ley de Puertos del Estado, aprobada con los votos del PSOE, también destaca y reconoce la labor de los clubes y su primacía a la hora de renovar las concesiones.
Sorprende a la ACNV la incoherencia de la actual postura del Consell, pues los partidos que lo sustentan defendieron a los clubes en la tramitación de la Ley de Puertos (de la Generalitat) y ahora, tras tomar posesión de la administración, cambian radicalmente su opinión y se decantan a favor de los intereses de grandes grupos económicos y constructoras.
De momento, la paralización de los expedientes de renovación ha hecho que once clubes congelen sus inversiones y gastos de mantenimiento al perder la confianza en los gestores de la Conselleria.
La Asociación destaca también que, a lo largo de la historia, los clubes han cumplido con sus obligaciones económicas, pagando el canon –tres millones de euros anuales- y realizando cuantas inversiones han sido necesarias en sus infraestructuras. En paralelo, la creación de marinas privadas en la última década ha sido un fracaso, con tres de ellas en concurso de acreedores y sin pagar el canon a la Generalitat.
Además, la privatización prioriza las grandes esloras, mientras que los usuarios de pequeñas esloras, la mayoría navegantes locales, están mayoritariamente en los clubes náuticos.
La privatización supondría también un ataque directo al deporte náutico y a su vertiente de turismo activo, que ahora se desarrolla básicamente a través de los clubes y que no tiene apenas presencia en las marinas privadas por ser poco rentable y requerir personal especializado. Los clubes son quienes mantienen la competición, los equipos autonómicos y quienes soportan a las federaciones y su acción de promoción deportiva.
En la reunión de la ACNV con el Director General también sorprendió que desconociera que ocho clubes habían presentado ya sus expedientes de renovación, según marca la Ley, en una solicitud conjunta, respaldada por los presidentes del resto de los clubs valencianos concentrados a las puertas de Conselleria el pasado mes de abril.
En estos momentos, la ACNV está estudiando las diferentes medidas de presión ante la Generalitat, desde la paralización de la actividad deportiva en un año de preparación de cara a Brasil 2016 al cierre de bocanas y puertos.
Antes de optar por medidas de protesta, la ACNV explorará todas las posibilidades de diálogo con la Consellera y el President de la Generalitat, ya que les extraña que esta medida haya sido consensuada en los niveles más altos de la Generalitat.
La ACNV representa a los 27 principales clubes de la Comunitat, con cerca de 10.000 puntos de amarre, 40.000 usuarios y una influencia directa en los servicios turísticos de las poblaciones costeras.