Polémica en el Cap de Creus: La DG de Medi Natural acepta rehacer el Plan de Uso y Gestión

Mar Abierto - El cap de Creus es una zona muy apeciada por todos los amantes del

(10/11/14) Rara unanimidad en los clubes náuticos, ayuntamientos, residentes y empresarios del sector náutico y turístico de la zona del Cap de Creus contra del nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural. Las protestas se han hecho llegar formalmente a la Generalitat y también han llegado a la calle en forma de reivindicaciones públicas de amplio eco.

El PRUG se empezó a diseñar en unos tiempos de gran auge en las actividades náuticas del Cap de Creus y quiere entrar en vigor en plena crisis, cuando la situación ha cambiado radicalmente. Este es el telón de fondo del problema, pero en el escenario también se reprocha a la Generalitat la verticalidad del diseño de este Plan, que se ha redactado ‘desde arriba’, sin consultar ni tener en cuenta las circunstancias, opinión y necesidades de los distintos implicados.
Según el PRUG, las actividades de pesca, tanto profesional como amateur, quedan muy afectadas. También se reconvierten las actuales posibilidades de fondeo para llevarlas a unas boyas de pago en un número claramente insuficiente para el parque de embarcaciones con base en la zona. Otro tema polémico son las previstas restricciones al buceo. El PRUG del Cap de Creus, en definitiva, ha puesto de acuerdo en contra de la Administración catalana a todos los actores náuticos de la costa norte de Girona, lo cual no es fácil de conseguir. Hasta los ayuntamientos de la zona, muy sensibles al turismo medioambiental que el Cap de Creus genera en sus municipios, han clamado al cielo ante un proyecto que restringe de forma drástica los accesos al Parque.
Tras las masivas protestas, representantes de los implicados consiguieron concertar una reunión en Barcelona con el director general de Medi Natural, Antoni Trasobares, la subdirectora general de Pesca, Àngela Seira, el director de los Servicios Territoriales del Departamento en Girona, Vicenç Estanyol, y la jefa de gabinete del Conseller, Anna Boada. Los asistentes a la reunión transmitieron al director general su preocupación y rechazo total a la propuesta del PRUG del Parque Natural de Cap de Creus, tanto por su contenido como por la forma en que se ha elaborado, de arriba hacia abajo y sin contar con las entidades asentadas en el territorio en los sectores implicados.
Parece que se consiguió cierta disposición a rehacer el PRUG, partiendo de la base de que la Direcció General de Medi Natural lo justificaba por el gran crecimiento de las actividades náuticas en el Cap de Creus en los últimos años, algo que, por desgracia, es exactamente lo contrario.
El director general reconoció que la comunicación con las gentes del territorio y los sectores implicados fue insuficiente y explicó que el documento inicial está totalmente abierto a modificaciones.
Se cerró la reunión pidiendo a los colectivos implicados que enviaran sus alegaciones para empezar a redactar a un nuevo documento a consensuar en reuniones con todos los sectores implicados. El compromiso fue que estas reuniones tendrían lugar en las poblaciones del parque y que podrían empezar incluso antes de terminar el periodo de alegaciones. Ante el tono de las protestas, el director general se comprometió a llevar el documento a información pública tantas veces como hiciera falta para lograr un consenso final. Seguiremos el tema con interés.