El puerto de Maó tendrá nuevos pantalanes para los barcos de chárter

Mar Abierto - Las plazas de amarre en el puerto de Maó van muy buscadas, tanto e
Mar Abierto -  Los pantalanes para chárter se ubicarán donde en la foto están lo

(19/12/16) La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) licitará próximamente la gestión de unos pantalanes para barcos de chárter en Cala Figuera, al sur de la gasolinera que actualmente opera el Club Marítimo de Mahón en la capital de Menorca. Estos puestos de amarre contarán con agua y electricidad, aunque no hay previstas obras civiles complementarias.

Con este proyecto, la APB quiere potenciar el chárter en Menorca, de la misma manera que lo ha hecho en los otros Puertos de Interés General que gestiona (Ibiza, Formentera, Palma, Alcudia y Maó). El proyecto ocupa un espejo de agua de 6.901 m², con tres pantalanes en punta para unas 50/55 plazas entre 10 y 14 m. y 462 m² adicionales de zona en tierra para accesos y anexos a la explotación de los amarres.
En las nuevas instalaciones solo podrán amarrar embarcaciones de lista 6ª (chárter) y los ofertantes pueden modular el número y dimensiones de las plazas en el espacio asignado. La cuota anual de partida es de 47.000 € (mejorable), y el plazo máximo de la concesión es de doce años.

¿Grandes esloras en Cala Figuera?
Cala Figuera lleva años llenando las páginas de los periódicos de las islas con distintos proyectos náuticos que nunca han visto la luz. La APB ha elucubrado durante años su empeño de convertir estos antiguos terrenos de la compañía CLH, antigua base de los depósitos de combustible que abastecían Menorca, en una marina para grandes esloras, con centro comercial, restaurantes y todos los servicios que requieren este tipo de barcos.
Ports incluso expropió terrenos cercanos afectados por la Ley de Costas en esta zona del puerto de Maó, pero el nuevo gobierno de Francina Armengol tras las elecciones de 2015, seguida del cambio de Alberto Pons por Juan Gual de Torrella como presidente de la APB, parece que han puesto un paréntesis al futuro de cala Figuera como marina de grandes yates.
Mahón, dicho sea de paso, tampoco tiene hoy una infraestructura para ser base invernal de grandes esloras. Ni los servicios portuarios están a la altura ni hay empresas preparadas para abastecer a los grande yates desde un punto de vista técnico ni logístico. También es verdad que, mientras no haya grandes esloras en el puerto, tampoco habrá muchas posibilidades de que surjan este tipo de empresas en Menorca.
Nadie parece tener claro en estos momentos cuál será la ordenación definitiva de este rincón del puerto. Los pantalanes de chárter que ahora se licitan son provisionales. El vecino Club Marítimo de Mahón (CMM) mantiene su intención de recuperar -de alguna forma- los amarres que perdió en la licitación con Trapsa Yates hace diez años. En 2015 logró la gestión de 66 amarres en el Moll de Llevant, pero no son suficientes. Con la instalación de los nuevos pantalanes para chárter, el CMM podría obtener a cambio algunas de las plazas que dejen en el Moll de Llevant las empresas de chárter. Lo dicho, nadie parece saber nada y quienes tienen información no hablan para no ‘levantar perdices’. Las plazas de amarre en Maó son muy caras de obtener. En todos los sentidos.

por: Enric Roselló, editor de Mar Aierto
Mao 1 – Los pantalanes para chárter se ubicarán donde en la foto están los barcos de vela ligera del Club Marítimo de Mahón
Mao 2 (opcional) – Las plazas de amarre en el puerto de Maó van muy buscadas, tanto en verano como en invierno