Juan Merediz en la salida más concurrida de la Globe Solo Challenge alrededor del mundo en solitario

Juan Merediz, a bordo de su Class 40 'Sorolla', es el único español compitiendo

(30/oct/23) A partir del sábado a las 15:00, la línea de salida estaba abierta para los 7 navegantes que coincidían en su rating, cuya compensación de tiempos se descuenta en esta regata en la salida para que la llegada sea en tiempo real. A partir de esa momento, los navegantes podían abandonar el puerto gallego cuando quisieran.

Sin embargo, todos decidieron posponer su salida debido a condiciones meteorológicas particularmente desfavorables para comenzar una vuelta al mundo con tranquilidad. Frente a A Coruña se registraban vientos con ráfagas de más de 40 nudos y olas de 5-7 metros de altura. Y el tema meteorológico puede ir a peor en los próximos días de la semana
El primero en abandonar A Coruña, a medida que la depresión se desplazaba hacia el oeste, fue la patrona estadounidense Cole Brauer, a bordo de su Class40 ‘First Light’. Una salida tranquila, de noche y compartida solo con su equipo, quienes la acompañaron las primeras millas en una lancha neumática.
Los otros patrones optaron por salir al amanecer, cuando los muelles se llenaron de familiares y amigos alrededor de los barcos y sus patrones en unas despedidas siempre emotivas.
El primero en salir por la mañana fue precisamente Juan Merediz a bordo de su Class40 ‘Sorolla’. El único español en regata fue vitoreado por su familia y numerosos seguidores locales.
Luego fue el turno del italiano Riccardo Tosetto en el Class40 ‘Obportus 3’. También hubo una pequeña comunidad de unos 20 italianos, incluida su emocionada novia, en un sinfín de abrazos, besos y lágrimas.
Ronnie Simpson fue el tercero en soltar amarras. En días previos a la salida, el estadounidense parecia tenso y concentrado en los preparativos . El domingo por la mañana, cuando se despidió de sus seres queridos y subió a su Open 50’, parecía más relajado, feliz de volver a estar en el mar. A las 9:09 cruzó la línea de salida.
Alessandro Tosetti fue el siguiente y después de abrazar a sus hijas mellizas, Bianca y Giorgia, a Raffaella y a los demás miembros de su familia, zarpó a bordo del ULDB 65’ ‘Aspra’. El italiano se había ganado el cariño de todos los participantes invitando a cada equipo a tomar café o cenar. El mar lo saludó con un grupo de delfines que lo acompañó en sus primeras millas.
Una hora más tarde, François Gouin, después de despedirse de su equipo de más de 40 personas, incluyendo familiares, amigos, miembros del team, salió de Marina Coruña a bordo de su Class40, ‘Kawan3’. Sus hijas y su esposa le despidieron tras haberle ayudado durante semanas a preparar el barco.
David Linger, patrón estadounidense del Class40 Koloa Maoli, fue el último del grupo en abandonar Marina Coruña. Su novia, también apasionada navegante, lo acompañó dentro del puerto y le ayudó a izar la mayor en aguas mansas, antes de saltar al dinghy. A las 10:45 cruzó la línea de salida.
Todos los patrones zarparon con una configuración de velas para vientos fuertes: 2-3 rizos en la mayor y algunos incluso el tormentín en proa. Otros optaron por un foque, buscando más velocidad y potencia sobre las olas oceánicas.
El GSC está brindado a muchos navegantes amateurs la oportunidad de cumplir el sueño de navegar en solitario alrededor del mundo sin escalas. Se ha formado una comunidad unida y solidaria, y aunque cada navegante se enfrentará a partir de ahora a sus propias aventuras, ese vínculo los unirá durante años, o quizás, para toda la vida.
La luna llena del domingo iluminó la ruta de los 14 patrones de la GSC que ya están en regata (quedan 6 por zarpar) en varias latitudes del globo. ¡La persecución en el mar ha comenzado! y el primero que llegue se lleva la victoria.
Tracker de la regata: https://globalsolochallenge.com/tracking